Los 7 principios Universales

Fecha

Las 7 leyes o principios universales son la clave del funcionamiento del universo. Y dado que somos parte del universo también funcionan para nosotros . ¡ Nos guste o no !. Son como una guía interna que nos ayuda a mantener nuestro centro y a hacernos conscientes en todo momento de que poseemos un poder personal que debe regir nuestra vida.

Estas enseñanzas son el origen de algunos de los sistemas de pensamiento más antiguos e influyentes a lo largo de la historia de la humanidad. Con más de 5000 años de antiguedad se conoce desde las civilizaciones de la antigua Grecia , como Egipto o las tradicionales védicas de la India.

Fueron establecidas por el célebre Hermes Trimegisto, padre de la sabiduría y descubridor de la Alquimia. Sin embargo no fueron del dominio público hasta muchos siglos después. En principio fueron compartidas de boca en boca y sólo a aquellos que se consideraban merecedores de conocer el secreto.

El Kybalion

El Kybalion es un documento de 1908 que resume las enseñanzas del hermetismo. Su contenido fue la base del movimiento del siglo XX llamado Nuevo Pensamiento.

Los 7 principios Universales sobre los que se basa toda la filosofía hermética y que recoge el Kybalion son los siguientes:

1- Principio del mentalismo.

» Todo es mente. El universo es mental»

El Kybalion.

Este principio enseña que todo es mente. Explica que el Todo, que es la realidad sustancial , lo que conocemos bajo los nombres de universo material, energía, materia, fenómenos de la vida etc., y en una palabra todo cuanto es sensible a nuestros sentidos, era inicialmente un pensamiento.

Todos percibimos las cosas de acuerdo a nuestros pensamientos, es decir, lo vemos de la manera en que pensamos, dependiendo de nuestros miedos y creencias. Las acciones hacen que nuestros pensamientos tengan después una existencia física. Así para crear cualquier cosa en tu vida, primero debes hacerte consciente de tus pensamientos, para dirigirlos hacia donde quieras estar, creando así tu realidad.

2- Principio de correspondencia.

» Como arriba es abajo, como abajo es arriba» El Kybalion.

El Kybalion.

Este principio enseña que hay siempre una correspondencia entre las leyes y los fenómenos de los varios estados del ser y de la vida. Lo que existe en lo invisible, existe en lo visible. Lo que sientes y crees internamente se manifiesta externamente. Así que si quieres cambiar lo que está fuera de ti debes enfocarte en tu interior y cambiarlo primero.

3- El principio de vibración.

» Nada está inmóvil, todo se mueve, todo vibra»

El Kybalion.

Este principio enseña que todo está en movimiento, que nada permanece inmóvil. Son frecuencias vibrando a diferentes velocidades. Existen dos polos de vibracióny entre ellos hay millones de diferentes estados vibratorios.

Emociones como el miedo , el enfado o la vergüenza tienen vibraciones bajas, y emociones como la alegría , el amor o la gratitud tienen vibraciones altas .

Así para vibrar alto debes alinear tu vibración con las que quieras atraer, debes procurar realizar acciones que te lleven a subir tu vibración.

4- El principio de la polaridad.

» Todo es doble, todo tiene dos polos. Todo su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo. Los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado. Los extremos se tocan. Todas las verdades son semiverdades. Todas las paradojas pueden reconciliarse.»

El Kybalion

Este principio enseña que todo es dual, todo tiene dos polos, todo su par de opuestos. En cada cosa hay dos polos, dos aspectos y que los opuestos son, en realidad, los dos extremos de la misma cosa aunque en diferente grado. El calor y el frío, la luz y la oscuridad, el amor y el odio, la salud y la enfermedad, el bien y el mal etc. Es posible cambiar las vibraciones de un polo hacia el otro, reconociendo que es lo mismo y eligiendo el grado que mejor se adapte a nuestras necesidades. Así debes tener siempre en cuenta que puedes caminar de un polo hacia el otro, solo debes ajustar tu vibración.

5- El principio del ritmo.

» Todo fluye y refluye. Todo tiene sus períodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende, todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha es la misma que la medida de su movimiento hacia la izquierda, el ritmo es la compensación»

El Kybalion.

Este principio enseña que todo se manifiesta en un determinado movimiento de ida y vuelta. Un flujo y reflujo, una oscilación de péndulo entre los dos polos que existen de acuerdo con el principio de polaridad. Hay siempre una acción y una reacción, un avance y un retroceso, una ascensión y un descenso. Y esta ley rige para todos. Así es esencial que aprendas a moverte con el ritmo de tu propia vida y no te compares con el ritmo de los demás.

6- El principio de causa y efecto.

» Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo a la ley. La suerte no es más que el nombre que se le da a una ley no conocida; hay muchos planos de casualidad pero nada escapa a la ley.»

El Kybalion.

Este principio enseña que todo efecto tiene su causa y toda causa tiene su efecto. Afirma que nada ocurre casualmente y que todo ocurre conforme a la Ley.

La suerte no existe, eres la creadora de tu vida. Así asumir la responsabilidad de todo lo que te sucede hará que veas exactamente cuál fue la causa que te llevó allí y por tanto puedas cambiar la causa para tener el efecto deseado.

7- El principio de generación.

» La generación existe por doquier, todo tiene su principio masculino y femenino, la generación se manifiesta en todos los planos».

El Kybalion.

Este principio enseña que la generación se manifiesta en todo, estando siempre en acción los principios masculino y femenino; no solo en el plano físico sinó también en el mental y en el espiritual. Para poder crear algo se necesita de la energía femenina ( ying ) y de la masculina ( yang ). La primera es pasiva y se refiere a la intuición, la imaginación y el poder de la visualización. La segunda se refiere a las acciones en concreto, a la voluntad y en el hacer, al aquí y ahora. Los deseos se vuelven realidad cuando unimos el pensamiento y la capacidad de la fe. Si quieres conseguir algo primero debes tener claro aquello que deseas, luego tienes que visualizarlo como si ya lo tuvieras, después tienes que sentir que ya tienes aquello que deseas.

Eleva tu conciencia al nivel de la gratitud y el amor. Cuantas más gracias des al universo por tus bendiciones en la vida , más cosas bonitas vendrán hacia ti. Y después de pensar, visualizar y sentir aquello que deseas, debes actuar. Realizar acciones concretas que te lleven a ver tu deseo manifestado.

Recuerda que tu universo externo es siempre un reflejo de tu universo interno.

¿ Qué te parecen las enseñanzas de los 7 principios universales? Déjame un comentario. 🙂

Deja un comentario

Más
artículos